KIEL

Guía de KIEL

Kiel es una ciudad del norte de Alemania en la costa del Mar Báltico. Es la ciudad más poblada del norte de Alemania, con unos 249.023 habitantes. Es una ciudad portuaria importante y es bien conocida por la celebración de algunos eventos náuticos internacionales famosos, como la Semana de Kiel, que es el evento náutico más grande del mundo, en el pasado Kiel también fue sede de los eventos náuticos en los Juegos Olímpicos de 1936 y 1972. Hoy en día, Kiel sigue siendo uno de los centros neurálgicos de la marina alemana y uno de los centros de construcción naval de alta tecnología más importantes del mundo. Su ubicación en el fiordo de Kiel ha convertido el Canal de Kiel en la vía navegable artificial más transitada del mundo. Hay muchas conexiones de ferry desde Kiel a Suecia, Noruega, Lituania, y es también una parada importante en los cruceros de pasajeros del Mar Báltico.

Una breve historia de Kiel

Hasta el siglo VIII, la ciudad era un pueblo danés. Los primeros registros de la ciudad de Kiel datan del siglo XIII, 1233, cuando el conde Adolfo IV de Holstein nombró a la ciudad Holstenstadt tom Kyle.  La Universidad de Kiel fue fundada en 1665 y sigue siendo hoy en día un centro de investigación líder en ciencias marinas en Europa. Kiel siguió siendo administrada por Dinamarca hasta 1864 y luego, en 1866, la ciudad fue anexada por Prusia.  El astillero imperial Kiel se fundó en 1867 y en 1871 Kiel pasó a formar parte de Alemania. Debido a su nuevo papel como base naval principal de Alemania, Kiel aumentó rápidamente en tamaño en los años siguientes, la población pasó de 18.770 habitantes en 1864 a unos 200.000 en 1910.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Kiel fue una importante base naval y centro de construcción naval para el Reich alemán, e incluso hubo un campo de trabajo de esclavos para la industria local. Debido a que Kiel tenía un puerto naval y también producía submarinos, los Aliados bombardearon la ciudad extensamente en la Segunda Guerra Mundial, el 80% del casco antiguo restante fue destruido, junto con el 72% de la zona residencial central y el 83% de la zona industrial. Pero hoy, la ciudad se ha recuperado y es una verdadera potencia económica, en 2005 el PIB de Kiel era de 35.618 euros per cápita, muy por encima de la media nacional de Alemania, y un 159% por encima de la media de la UE.

Qué hacer en Kiel

¿Por qué no visitar el edificio más antiguo de la ciudad, la Iglesia de San Nicolás? Es del siglo XIII pero en el siglo XIX fue remodelado en estilo gótico. Cuenta con una pila bautismal de bronce de 1340, un altar de 1460, una cruz triunfal de 1490 y un púlpito tallado en madera de 1705. Ir de compras también es una buena manera de pasar el día en Kiel, ya que la ciudad alberga la calle comercial más larga de Alemania. Otra actividad interesante es visitar el museo, que se encuentra dentro de un submarino alemán que estuvo activo en la Segunda Guerra Mundial - ¡puedes tener una idea real de cómo debe haber sido la vida a bordo de un submarino! También está el Museo Marítimo de Kiel, que también albergaba el Mercado del Pescado. Allí se puede tomar una cerveza mientras se ven los barcos entrar y salir del puerto. 

Playas alrededor de Kiel

Schilksee Strandbad está situado a lo largo del estuario de Kiel, tiene arenas blancas, y en verano también se pueden alquilar embarcaciones a remo. Un poco más cerca de la ciudad está Strand Hasselfelde, la playa está formada por una mezcla de arena y guijarros, y el agua es clara. Sin embargo, no hay instalaciones, lo que también significa que no se llena demasiado. La playa de Hundestrand tiene un pequeño y encantador bosque detrás de ella y hay aparcamientos disponibles muy cerca. El agua es excelente para bañarse, sin embargo, algunas de las rocas pueden ser bastante afiladas y difíciles de navegar, no son ideales para los niños.

Guías de destino relacionadas